Gorxas

Opiniones y comentarios

EL ALMA Y LA TRASCENDENCIA

Posted by migarpo on 20 Agosto 2012

Para los no creyentes en la inmortalidad del alma o para aquellos que dudamos de su existencia, pero que si creemos que podemos vivir a través de otros, se nos plantea una dicotomía en la creencia.

Si la dualidad del hombre, cuerpo y alma, claramente defendida por filósofos, teólogos y estudiosos en general, no es cierta y por lo tanto no existe, parece que la manera de vivir no corpórea no tiene sustento claro. Algunos opinan que las almas son el espíritu de aquellos que ya se fueron, y como son inmortales, están por ahí pululando en espera de una reencarnación o resurrección.

De cualquier forma hay algunos, entre lo que me incluyo, que pensamos que si hay algo de “alma”, en cada cual, que no muere y permanece aquí, en el mundo de los vivos, aunque nuestro cuerpo material ya esté enterrado, incinerado o aventado, como le gustaba a los románticos.

Y a este efecto se le llama “trascendencia”, que es “aquello que está más allá de los límites naturales y desligado de ellos”.

Trataré de explicar este galimatías en que me estoy metiendo.

Los hombres, y mujeres, por aquello de la igualdad de género, tanto anónimo como conocido, dejan en el mundo unas ideas, obras y otras cosas por las que son recordados o son motivo de recuerdo, y esto es básicamente “el alma” que queda.

Gracias a las nuevas tecnologías tenemos recuerdos muy vivos de todos los muertos, y esto hace que su espíritu esté con nosotros.

Todos tenemos un familiar, un maestro, un libro o una vivencia que nos hace tener presente algo que está fuera de los límites naturales y que nuestro inconsciente consciente nos trae a la memoria actual en el momento presente. De igual forma el espíritu de la gente que ha vivido hace cientos de años nos acompaña con bastante frecuencia, y no es que su alma, como dicen los creyentes, esté en ningún lugar concreto. Sus obras o sus enseñanzas son las que nos los recuerdan, con mayor o menor alegría.

De esta misma manera, me gustaría que “mi alma” fuera trascendente para los míos, familiares, amigos y conocidos, y que una vez que “parta”, como algunos les gusta decir, “mi espíritu” viviese entre ellos, y con mi recuerdo les reconfortase en los momentos de dolor, y, por supuesto, en los de alegría, que no suelen ser muy dados al recuerdo cuando la felicidad invade los buenos momentos.

5 Responses to “EL ALMA Y LA TRASCENDENCIA”

  1.   Saucellorón Says:

    El mundo de las ideas de Platón. Las ideas, seguro que no se crean ni se destruyen, como la energía, el pensamiento también es energía, por lo tanto, esas ideas las podemos poseer todos, no son propiedad de nadie, están a la espera de ser entendidas. El mundo no es finito, la anergia tampoco. El tiempo no existe. Todo se vivirá y se comprenderá. A unos les llegan antes, a otros después. No importa. Cada cual hace con su pensamiento un paraíso o un infierno. Solo el mismo sufrirá los efectos reales de sus actuaciones. Libertad de elección.

  2.   gorxas Says:

    Sobre el tema de la trascendencia habría mucho que hablar ya que no solo afecta a los proximos sino que puede pasar siglos y seguir acordandose.
    Pues el tiempo es tiempo aunque no se crea en los aparatos de medirlo.

  3.   gorxas Says:

    Sobre el tema de la trascendencia habría mucho que hablar ya que no solo afecta a los proximos sino que puede pasar siglos y seguir acordandose.
    Pues el tiempo es tiempo aunque no se crea en los aparatos de medirlo.

  4.   Paulo Says:

    Sr, Gorxas, muy interesante, pero por favor …….. ¡¡¡ hágaselo mirar !!!!!
    Nueve meses sin ZP le está dejando para el arrastre.

  5.   La reencarnación club Says:

    Permitanme que desde esta tribuna, libre y plural, haga un llamamiento popular en demanda de la necesidad de recordar a la gente, que como yo, ostenta cierta edad que en los momentos de exposición al sol adopten las medidas oportunas de protección a fin de evitar disfunciones en su capacidad cognitiva.

Leave a Reply



XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>