Gorxas

Opiniones y comentarios

SIN RAIZ NO SE CRECE

Posted by migarpo on 12th Febrero 2010

Como en la naturaleza casi todos los vegetales necesitan unos sustentos que le den estabilidad así como alimentación y todo lo necesario para vivir, también en el reino animal se necesitan tener unas raíces para poder desarrollarse de una manera armónica en la vida futura.

Es decir, sin raíz no se puede vivir. Pero lo importante ahora es saber definir que son las raíces y su importancia en el devenir de las personas.

Para mí, y no tiene por que ser la norma, son aquellas enseñanzas, culturas, hábitos y demás características que nos vienen o que están impresas por actuaciones familiares o ambientales.

Trataré de ir desmenuzando este conglomerado de, llamémosle cosas, ya que no se me ocurre otro vocablo que las aglutine, de diferentes procedencias y orígenes.

En mi opinión, y después de una reflexión mas o menos académica, buscando esas raíces vamos a llegar a la conclusión que de alguna forma todos estaremos emparentados por alguna de las raíces propias que tenemos. Por supuesto no todas, pero si que tendremos, casi todos, unas comunes que nos tendrían que unir mas y no separarnos como es nuestro ser natural.

Aquellos principios morales que hemos visto en las actuaciones de nuestros mayores y de nuestros maestros, aunque no queramos o no nos demos cuenta alguna vez, son parte de ese sustento para crecer.

Pero, cuidado, también hay raíces y brotes, que aunque salgan, no se pueden dejar crecer y desarrollar, y todos, la gente de bien y los otros, sabemos que hacen frutos malos y deleznables.

Por todo esto, como veréis, es bastante complicado pormenorizar en este tema. Para unos, sus raíces son elemento preferente de actuación, mientras tanto, para otros, son radicalmente esas mismas fruto a erradicar.

Todo esto va muy unido a la identidad del propio individuo como característica personal.

Imaginemos una sociedad donde prevalece el varón sobre todas las cosas. Para unos, los que defienden ese tipo de actuación, nos darían un sinfín de razones, para ellos objetivas, de su bondad. Por el contrario, los otros, no verían nada aprovechable en ello.

Y ante una misma característica, el idioma vernáculo, unos dirían que es elemento de unión imprescindible y otros opinarían, con sus razones que es elemento de separación.

Así pues, vamos a llegar a la conclusión que no es el elemento en si el malo o bueno por naturaleza, sino la utilización del mismo, según sus circunstancias.

Una buena forma para poder crecer con todas las raíces que por las circunstancias nos han sido impuestas es la capacidad de discernimiento individual de cada cual. Todas ellas, queramos o no, nos influyen de una manera o de otra. Si yo he vivido en una familia racista esta raíz que he mamado me ha quedado impresa en mis genes, pero aunque la tengo ahí, no quiere decir que yo tenga que ser racista, puedo, razonando y pensando, ver que es una postura excluyente que no aporta nada bueno a mi carácter y que si lo practíco no estoy obrando bien. Está claro el concepto.

Otro ejemplo muy de andar por casa es la religión impuesta por nuestros mayores o por la sociedad del momento, es buena o mala la enseñanza según su uso y su obligación.

Seamos claros, todo lo que somos y pensamos, en principio, nos fue impuesto de alguna manera y lo llevamos dentro. El caso es saber como discernir en su empleo.

Como es natural cada cual sabe, o debe saber, cuales son sus raíces, tanto étnicas como culturales o religiosas, y de ellas hay que saber aprender, todas, en su conjunto pueden ser aprovechables. Unas, las que consideramos buenas y provechosas, desarrollarlas y comunicarlas al máximo de personas posibles con el fin de que también las apliquen, y las otras, que por su consideración nos parezcan reprobables o significativamente perniciosas que nos sirvan para que nuestras actuaciones no tengan nada parecido.

 

Posted in General | 239 Comments »